Contacto
Sant Antoni Maria Claret, 51
08025 Barcelona
info@maquel.com
93 455 64 86
Otros centros
Ver mapa de centros

Fumar influye en la caída del pelo

La caída del cabello se origina por diversos factores, entre los que destaca la genética, la mala alimentación, el uso de medicamentos y también el consumo desproporcionado del tabaco, siendo este último nuestro principal tema de hoy.

El impacto del hábito de fumar en tu organismo

Fumar es una práctica que con frecuencia se convierte en adicción y debido a la gran cantidad de sustancias tóxicas que lo componen, se le considera el responsable del envejecimiento precoz de los tejidos tanto internos como externos de nuestro organismo.

 

Lo que ocurre es que el suministro natural de oxígeno y demás nutrientes no llegan de manera correcta a la raíz de los folículos capilares, ocasionando lo que se conoce como “estrés oxidativo” que corresponde a un notable debilitamiento del cabello.

Los efectos del humo, así como también las cenizas que suelen depositarse en el cuero cabelludo son responsables de ocasionar resequedad del cabello. Además, aparecen otros síntomas asociados como la pérdida del brillo, flexibilidad, incluso promueve la aparición de canas debido a la baja producción de melamina.

¿Cómo influye el tabaco en el injerto capilar?

Las personas que son fumadoras y tienen la intención en hacerse un injerto capilar, es recomendable que guarden al menos dos semanas previas a la operación sin fumar. Esto obedece a la necesidad de fortalecer la cicatrización y evitar posibles escenarios de coagulación ocasionados por los altos niveles de tabaco en el organismo.

De igual forma, se les pide a los pacientes cumplir con un proceso postoperatorio de diez días adicionales sin fumar. Los riesgos que pueden correr los pacientes que no respeten ese margen de abstinencia puede verse reflejados en los resultados de la intervención, además de la prolongación de la recuperación.

 

Claves para contrarrestar los daños del tabaco   

La principal clave para contrarrestar los efectos del tabaco en tu sistema capilar es uno solo, dejar de fumar.

Pero sabemos que, es más sencillo de escribir que de hacerlo.

Por eso, mientras vives tu proceso para dejarlo definitivamente ayuda a disminuir la caída del cabello con estas recomendaciones:

  1. Lava con frecuencia y con el champú apropiado a tu cabello para eliminar los restos de ceniza que quedan depositado en el cuero cabelludo.
  2. Diseña tu dieta incluyendo alimentos ricos en vitamina C con la intensión de contrarrestar los efectos de los radicales libres que aporta el tabaco.
  3. Evita los productos químicos agresivos con la excusa de verte mejor, a la larga no son más que los principales debilitadores del cabello.

Y recuerda reflexionar que fumar es un vicio que puede ser tratado por especialistas en el área. Sin embargo, dejarlo dependerá de tu fuerza de voluntad y las ganas que tengas de buscar el bienestar para ti y tu familia.

 

Author avatar
Direccion

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *