Contacto
Sant Antoni Maria Claret, 51
08025 Barcelona
info@maquel.com
93 455 64 86
Otros centros
Ver mapa de centros

Descubre en qué consiste la calvicie genética y sus tratamientos

La alopecia hereditaria es una de las principales preocupaciones de muchos. Y, aunque la gran mayoría cree que su aparición está condicionada al grado de calvicie de los padres, para poder determinar cuáles son sus causas y orígenes hay que tener en cuenta muchos más factores, tanto a nivel individual como hereditarios.

Veremos qué es el gen de la alopecia, te mostraremos las razones de su posible aparición y cuáles son los condicionantes que se deben dar para que la alopecia androgénica haga acto de presencia en futuras generaciones.

En las siguientes líneas podrás comprobar cómo los padres no siempre son el motivo por el que aparece, ya que otros factores genéticos desconocidos también son responsables y determinantes. La calvicie puede ser genética, pero también podrá estar condicionada a aspectos como el consumo de determinados fármacos, cambios hormonales o situaciones que afectan a la salud.

El gen de la alopecia y su origen

Antes de señalar al padre como principal culpable de la alopecia desarrollada en sus hijos, debes saber que previamente habrá que analizar y comprender el papel que tiene el cromosoma X, ya que su vinculación al gen receptor de andrógenos es el motivo principal por el que se desarrolla la calvicie.

Este cromosoma posee la particularidad de ser hereditario, sin embargo y para sorpresa de muchos, su origen no procede de la parte paterna, sino materna. Es la madre la que recibe esta herencia, por lo que habrá que comprobar y analizar su ascendencia en figuras como la del abuelo materno.

Ahora bien, la observación familiar no se contempla como un método científico eficaz para determinar y predecir una posible alopecia en el futuro. Las variaciones genéticas que afectan al gen receptor androgénico que causa la alopecia no de rigen por un patrón, ya que pueden darse casos en los que su afectación salte varias generaciones.

Por fortuna para muchos, actualmente existen otras técnicas que sí pueden prevenir la alopecia y adoptar acciones que impidan su avance. La medicina cuenta con procedimientos que permiten estudiar el estado del cuero cabelludo y así determinar cuál es la mejor solución para cada paciente.

Alopecia androgénica

Es evidente que la pérdida del pelo es la señal más característica de la calvicie, pero debes saber que, al igual que no solo existe un tipo de alopecia, también son muchos los motivos que podrían motivar su aparición. A parte de ser el tipo más común, la alopecia androgénica también afecta en mayor o menor grado a la mayoría de hombres, aunque en muchos de los casos no se perciba dado su reducido desarrollo y avance.

Aquí, los folículos pilosos se minimizan a causa de la acción conjunta de la enzima 5-alfa-reductasa y la hormona dihidrotestosterona. Las membranas del cuero cabelludo se vuelven rígidas, afectando a las glándulas sebáceas, lo que implica que el nuevo cabello será más débil y fino de lo normal.

Esto provocará su caída, pero no de forma inmediata, ya que antes de desprenderse del todo seguirán un proceso de miniaturización y desgaste. Además, en no pocos casos la alopecia androgénica provoca picores y rojeces en el cuero cabelludo, así como caspa y un exceso de grasa, ya que las glándulas sebáceas seguirán trabajando en exceso.

Se trata de un problema capilar mucho más frecuente de lo que imaginas. Además, para determinar con exactitud cuál es el tipo de alopecia que sufre el paciente, así como las posibles soluciones y medidas a tomar, es responsabilidad exclusiva de los profesionales de la medicina, como el médico tricólogo.

Alopecia androgénica en mujeres

Aunque suele atribuirse a un problema único de los hombres, las mujeres también son sensibles a sufrirla. Las alteraciones hormonales provocadas por etapas como la menopausia o la toma de algún medicamento son algunos de los motivos más frecuentes por los que el cabello se vuelve débil y sensible.

El patrón de caída del cabello en la mujer difiere bastante al del hombre, aunque ambos comparten los mismos tipos de alopecias y, en mayor o menor medida, similares tratamientos para prevenirlos. Su aparición suele darse pasados los 16 años, aunque también a partir de los 45-50, ya que ambas etapas están relacionadas con los cambios hormonales más significativos.

Si para el hombre supone un problema estético, para la mujer también. Y, aunque existen técnicas y procesos que pueden ayudar a prevenir o recuperar el cabello perdido, sufrir alopecia androgénica en mujeres sigue siendo también una de las principales preocupaciones, tanto a nivel emocional como físico.

Para poder terminar con exactitud el tipo de alopecia, su grado y las causas que la han provocado, además del componente hereditario, también resultará clave analizar aspectos individuales. Situaciones de estrés prolongadas, periodos de lactancia, embarazo o menopausia son siempre algunas de las razones más frecuentes por las que el cabello termina debilitándose y cayendo.

Tratamientos para la calvicie

En Mayquel recomendamos siempre acudir a un médico dermatólogo tricólogo para recibir un diagnóstico acertado.

Entre tanto, si se trata de un problema leve, puedes hacer uso de productos para el cuidado del cabello como lociones, jabones y champús.

En los casos en los que se trate de un problema sin marcha atrás y quieras recuperar tu estética capilar, en Mayquel ofrecemos tanto prótesis capilares para mujer y prótesis capilares para hombre, además de pelucas.

 

Author avatar
Direccion

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este mes de febrero 10% de DESCUENTO en todas las prótesis capilares. Programa tu cita