Contacto
Sant Antoni Maria Claret, 51
08025 Barcelona
info@maquel.com
93 455 64 86
Otros centros
Ver mapa de centros

¿Qué tipos de alopecia existen?

 

Son múltiples los tipos de alopecia que pueden presentarse tanto en hombres como en mujeres, incluso es posible padecer más de una de ellas a lo largo de las diferentes etapas de la vida. La más temida aquellas que son producto de la genética, con tan solo ver a nuestros padres podríamos darnos cuenta de lo que nos depara el futuro. Pero la genética no es la única causa, también existe algunos otros tipos de alopecia que podemos sufrir y hasta evitar si las reconocemos a tiempo.

En este artículo describimos los tipos de alopecia más comunes y también las menos comunes.

Tipos de alopecia más comunes

Alopecia androgenética

La alopecia androgenética, también conocida como androgénica, es el tipo de alopecia más común que suele aparecer tanto en hombres como mujeres a partir de los 50 años. Se le atribuye su aparición a la genética y a los cambios hormonales que existen en esta etapa de la vida. Resulta más frecuente en hombres que en mujeres y se puede presentar de forma general o parcial observable en las entradas y la coronilla.

La alopecia areata

Es un tipo de alopecia que puede aparecer en cualquier etapa de nuestras vidas produciendo una caída parcial en forma de parche, aunque pudiera agravarse y producir la caída total del cabello. En este caso cuando resulta muy agresiva suele llamarse alopecia universal.

Dentro de los factores estimulantes pudiera estar la presencia de diabetes, artritis o enfermedades celíacas. En las mujeres pudiera aparecer durante el embarazo, en presencia de ovarios poliquísticos o cuando se sufre de hipertiroidismo o hipotiroidismo.

Alopecia cicatricial

Este tipo de alopecia se produce por la destrucción del folículo piloso en donde es muy difícil la recuperación del pelo debido a la cicatriz que deja. El disparador puede ser muy variado, se puede producir por quemaduras y traumatismos, también por alguna infección bacterial o virus como el herpes o la varicela, otras veces por enfermedades dermatológicas como la esclerodermia o el lupus, entre otras.

Alopecia psicógena

Es un tipo de alopecia que se produce por factores psicológicos alterados como cuando se padece de estrés o depresión. El estrés puede producir dermatitis seborreica lo que acelera la alopecia. Ésta puede presentarse de forma leve o crónica según el episodio que estemos viviendo en la vida. Su control es más psicológico que físico.

Alopecia carencial

Es producida por la deficiencia de algún nutriente en nuestro organismo que puede deberse a una alimentación desbalanceada, pobre en proteínas y aminoácidos esenciales, debido al desconocimiento o a dietas impuestas sin supervisión médica. Diferentes estudios han determinado que la deficiencia de riboflavina o vitamina B2 podría producir caída del cabello o hipopigmentación.

También es posible que alguna enfermedad esté produciendo esa deficiencia de nutrientes. Los trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia pueden derivar una alopecia parcial. La inanición parcial producto de algún tratamiento puede producir un cabello más débil y quebradizo que produce la caída prematura del cabello o la aparición precoz de canas.

Alopecia por tracción

Se produce cuando se tira de una manera muy fuerte de alguna parte del cabello, el caso más frecuente es debido al uso de coletas o moños. También es posible que aparezca cuando abusamos del uso de alguna prenda de vestir en la cabeza como puede ser un casco, un gorro o una pañoleta. Por lo general, la solución para este tipo de alopecia es el cambio de look.

La alopecia frontal

Es un tipo de alopecia presente principalmente en las mujeres cuando entran en la edad de la menopausia. Se manifiesta por una caída de cabello progresiva en la parte frontal pudiéndose apreciar una frente más amplia debido al retroceso de la línea del cabello. Suele presentarse a la vez con la alopecia de cejas y axilas.

La alopecia difusa

Es la alopecia que se presenta de forma localizada en algunos puntos del cuero cabelludo, suele taparse con el resto del cabello y tiende a ser reversible. Este tipo de alopecia se observa por un cabello debilitado y fino con una caída de forma gradual sin peligro aparente, pero más acelerada de lo normal. Con el tiempo se comienza a observar lo que comúnmente llaman “clarones” que no son más que espacios pequeños con poco cabello.

Otros tipos de alopecia menos comunes

Además de todos los tipos de alopecia nombrados anteriormente, existen otros que, aunque no son comunes es importante que los conozcas para prevenirlos o ayudar a otros cuando lo padecen como, por ejemplo:

Alopecia en el cuerpo

Se puede sufrir de caída de cabello en otras partes del cuerpo como por ejemplo en la barba del hombre. Esto ocurre cuando las defensas del organismo atacan la raíz del cabello. La caída no es total sino parcial, pero estéticamente muy llamativa lo que afecta emocionalmente al hombre. Su tratamiento requiere la intervención médica para atacar aquello que lo origina.

Alopecia en niños

Aunque no es común pensar en los niños cuando se habla de alopecia, estos también pueden padecerla. Por ejemplo, los niños con cáncer que se someten a tratamientos agresivos suelen tumbar el cabello. Otros factores son también disparadores de la alopecia como realizarles coletas muy apretadas o por problemas de mal nutrición.

La alopecia tiene solución, y cada tipo de alopecia requiere de un tratamiento diferente. En el Centro Capilar Mayquel diseñamos para ti el producto que mejor se adapte a lo que quieres y necesitas.

 

 

 

Author avatar
Direccion

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *